ACTIVIDADES

1.  Observa cómo se puede ampliar una idea dando más detalles.

El niño cerró la puerta y se puso a correr. Silenciosa y cuidadosamente cerró la puerta por fuera. Y sólo entonces comenzó a correr.
   
El niño no notaba el frío ni la lluvia. La lluvia le resbalaba por la cara y se le metía por el cuello. El frío y la humedad le calaban el abrigo, pero él no lo notaba.
  • Narra, dando detalles concretos, cada uno de estos hechos.

Sara estaba junto a la ventana

____________________________________________________________

____________________________________________________________

______________________________________________________________

La puerta se abrió

____________________________________________________________

____________________________________________________________

____________________________________________________________

Se oyó un ruido

____________________________________________________________

____________________________________________________________

____________________________________________________________

2.  Lee los hechos que van a continuación y ordénalos con números del 1 al 6.

El conejo se asustó mucho al oír lo
que decía la lechuza y enseguida
se puso a pensar cómo podría
librarse de sus garras._______                                      

Había una vez un conejo que
siempre tenía mucho miedo
y no se atrevía a salir de su
madriguera._______

toda amabilidad y le dijo que le
apetecía cenar un tierno conejo._______

Un día, el conejo, como tenía
mucha hambre, salió al campo
y vio a una lechuza que lo miraba
con ojos glotones._______

La lechuza se relamió al pensar en
las sabrosas palomas y, sin pensarlo
un momento, echó a volar para
cazarlas._______

Entonces, el conejo miró al cielo
y, al ver las estrellas, le dijo a la
lechuza que por el cielo volaban
siete palomas blancas muy rollizas._______

3.  Lee la fábula de la hormiga y la cigarra de Samaniego y transfórmala cambiando el final, los personajes.

Cantando la cigarra
pasó el verano entero,
sin hacer provisiones
allá para el invierno.
Los fríos la obligaron
a guardar el silencio,
y a acogerse al abrigo
de su estrecho aposento.
Viose desproveída
del preciso sustento
sin moscas, sin gusanos,
sin trigo, sin centeno.
Habitaba la hormiga
allí tabique en medio,
y con mil expresiones
de atención y respeto  
e dijo: “Doña hormiga,
pues que en vuestros graneros
sobran las provisiones
para vuestro alimento,
prestad alguna cosa
con que viva este invierno
esta triste cigarra,
que alegre en otro tiempo,
nunca conoció el daño.
nunca supo temerlo.
No dudéis en prestarme,
que fielmente prometo
pagaros con ganancias
por el nombre que tengo”.
La codiciosa hormiga
respondió con denuedo,
ocultando a la espalda
las llaves del granero:
“¿Yo prestar lo que gano
con un trabajo inmenso?
Dime, pues, holgazana:
¿Qué has hecho en el buen tiempo?”
“Yo, dijo la cigarra,
a todo pasajero
cantaba alegremente
sin cesar ni un momento.”
“¡Hola!, ¿conque cantabas
cuando yo andaba al remo?
Pues ahora que yo como,
baila, pese a tu cuerpo.”
   

 

 

4.  Narra en presente el siguiente relato:

Cuenta la historia como si fueras uno de los personajes.

DON LALO

En un pueblo lejano vivía un señor que tenía una tienda. Se llamaba don Lalo y tenía muy mal genio.

Cuando un niño iba a comprar caramelos o galletas, se los aventaba, le gritaba y le daba lo que él quería y el niño no podía reclamar nada.

Por eso, a los niños no les gustaba que sus mamás los mandaran a comprar a la tienda de don Lalo; siempre les daba menos de lo que pedían y luego sus mamás los regañaban.

Un día varios niños del pueblo fueron a jugar al río y vieron que un viejito se estaba ahogando; lo salvaron entre todos y el viejito les dio las gracias y les dijo que por ser tan buenos niños les iba a conceder un deseo, el que ellos le pidieran.

Los niños le contaron lo que sucedía con don Lalo y le pidieron al viejito que le quitara el mal genio. Éste les dijo que ya no se preocuparan, que desde ese momento don Lalo siempre iba a estar de buen humor.

Y así fue; desde ese día, cuando los niños iban a comprar a la tienda de don Lalo él siempre los trataba muy bien y hasta les regalaba dulces o les daba más de lo que ellos le pedían.

Cuando los niños buscaron al viejito para darle las gracias ya no lo encontraron; pero siempre lo recordaron por haberles concedido su deseo.

5.  Elige los elementos que necesitas para escribir un cuento, completa la ficha y luego, escríbelo en tu cuaderno.

· Clase de cuento Tema Personajes
__ policíaco __ ficción _______________ ______________
__ terror __ maravilloso _______________ _______________

Tema Personajes

_______________ _______________
_______________ _______________
_______________ _______________
_______________ _______________
· Lugar donde se desarrollará la historia
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________

A %d blogueros les gusta esto: